La clase para la clase

¿Diseñas tus clases habitualmente en el aula donde vas a impartirlas? Puede parecer algo muy inocente, más si te dedicas a las clases privadas y tu área de trabajo es el mismo antes, durante y después de la clase. Sin embargo, salirnos de la sala de profesores y entrar en el aula vacía puede aportarnos un enfoque muy diferente al que estamos acostumbrados.

La primera vez que diseñé una clase dentro del aula donde iba a llevarla a cabo, in situ, fue un día en que los alumnos me dejaron plantado -la Semana Santa tiene esos riesgos-. Estuve allí un rato esperando y mientras decidí revisar lo que tenía planteado para ese día. En determinado momento algo me hizo pensar que un pequeño cambio en el aula podía mejorar mi plan de clase. Al planificar días antes mientras estaba en la sala de profesores no había caído en ese detalle, pero acabé incluyendo todos los recursos que el aula ofrecía y desde entonces me paso de vez en cuando por allí cuando está libre -alguno de mis compañeros me mira con cara extraña al pasar por el pasillo y descubrirme moviéndome solo por el aula-.

Aula vacía 01
Una clase vacía o un gran potencial para la personalización.

Desde la disposición de las sillas, pasando por posible información que cuelga ya antes o que cuelgo yo adrede de las paredes para aportar información o determinado ambiente/contexto. Si la información cuelga de las paredes a veces aporta elementos que no habíamos pensado antes.

Hace unas semanas utilicé como excusa el resultado de una actividad que estaba colgada en la pared y que a su vez habían hecho mis estudiantes hace unos cinco o seis años -sorprendentemente siguen colgados de las paredes del aula años después-. Se trataba de unos anuncios turísticos de sus ciudades creados por ellos y en las que tenían que practicar los consejos con el imperativo, etc. Lo que hice en esta nueva clase fue preguntar a los estudiantes si conocían aquellos lugares, les pedí que leyeran los textos y decidieran a cuál de ellos les atraía más viajar.

Actividad Visita mi ciudad. Pared de clase
Trabajos de clase de hace 5 años como pretexto para tareas de hoy.

El tema que veían en esa unidad era el indefinido en un nivel B1. Lo que tendrían que hacer después de ponerse de acuerdo por pares o tríos en los que dividir el grupo era imaginar una escapada de fin de semana a aquel lugar y contársela al resto de compañeros a través de un pequeño texto o guión. Podían utilizar cualquier medio extra que tuvieran a su alcance o recurrir a la imaginación para suplir la falta de información. En realidad era una clase que no era mía, sino que se trataba de una sustitución de una compañera y aunque contaba con el plan de clase, desconocía otros aspectos del grupo que pueden resultar más que importantes para el buen desarrollo de la clase.

La motivación en aquel caso era la de utilizar un material producido por otros estudiantes con su mismo nivel anteriormente. Y lo curioso es que les resultó motivador. Quizá se sintieron identificados con el esfuerzo de sus compañeros y les pareció cercano a sus intereses en aquella clase.

Aula vacía 02
Otra clase vacía con el mismo potencial de adaptación.

En definitiva, se trata de pararse a pensar en lo que tenemos alrededor, en aquello que puede servir para apoyar el aprendizaje y en cambiar lo que puede no funcionar una vez nos metemos en el aula.

Por último, me gustaría mencionar una herramienta muy útil y potente que me ha ayudado a mejorar esta opción de diseño de la clase. Se trata del design thinking. Lo que he expuesto en esta entrada es solo la punta del iceberg de algo que lleva a repensar todos los procesos y que no siempre es posible llevar al aula por la constricción de los programas de los centros, el tiempo disponible para diseñar el plan de clase, etc. Pero se pueden tomar pequeños elementos y comenzar a trabajar a partir de ahí. Por eso os he dejado aquí un par de sitios donde podéis encontrar algunas ideas que os iluminen para empezar con ello si es que no lo habéis probado antes e incluso una lectura para entrar más en profundidad con ello. Una última cosa que quiero señalar es que el archimencionado visual thinking que tanto gusta ahora nace a partir de esta forma general de pensar los procesos de creación y puesta en marcha de nuevos proyectos.

¿Repensamos la clase dentro de la clase?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s